Los amplificadores en clase D

Los amplificadores en clase D o también los mal llamados “amplificadores digitales”

¿Por qué se les llama amplificadores digitales en lugar de conmutados? Mucho me temo que la palabra “conmutado” asusta al aficionado a la alta fidelidad, pues puede relacionar esta palabra indeseable con las fuentes de alimentación conmutadas de ordenador, pero es que efectivamente así es. Los amplificadores que funcionan en clase D son amplificadores conmutados, bien en relación a la etapa de salida, bien en la parte de alimentación o bien en todo el conjunto.

El funcionamiento a grandes rasgos es sencillo. Se hace trabajar a los transistores de potencia con la señal de audio modulada en pulsos de anchura variable, gobernados por un complejo sistema de control, por lo que al trabajar en conmutación, los transistores pueden tener rendimientos de hasta el 95%. Antes de mandar el audio resultante a los altavoces, éste pasa por un filtro que elimina los restos de conmutación de la señal.

Con estos rendimientos, quiere decir que si disponemos de 100W, podremos obtener en la salida un máximo de 95W y, además, sin apenas calentamientos y con un peso total del aparato muy bajo. Esta idea es muy atractiva, porque comparado con la clase AB, por ejemplo, con estos mismos 100W sólo podremos obtener entre 65-70W y, si pasamos a la clase A en push pulí, sólo 50W máximo y 25W si es single ended.

Volviendo al nombre erróneo, ¿cómo vamos a amplificar señales digitales? Eso se hace en el procesado de AV, en relación al funcionamiento interno, con los DSP’s y demás, pero ni el oído humano es capaz de oír ceros y unos y, mucho menos, podemos hacer que los altavoces los reproduzcan, tardarían los tweeters en quemarse varios milisegundos.

De los distintos modos de funcionamiento de una etapa amplificadora, de un tiempo a esta parte han aparecido numerosas tipologías que pretenden mejorar el rendimiento y reducir la voluminosidad respecto a los esquemas tradicionales que funcionan en clase A y AB.

Podemos enumerar varias clases que, en resumen, son variaciones de la clase D :

Clase G, H y T. Esta última no es realmente una clase de funcionamiento. La he nombrado para que se tenga en cuenta, pero realmente es la marca Tripath, que es la que hace los módulos digitales que ARC y numerosas marcas usan en algunos modelos concretos de amplificadores, por su excelente rendimiento y su gran fidelidad de reproducción.

Resumiendo, estos sistemas funcionan muy bien para amplificación de locales y estadios o similares, ya que en un espacio relativamente pequeño podemos obtener varios miles de vatios sin problemas y con muy poco calor disipado.

Adblock Detected!

Ooppps! Este sitio web no incluye anuncios invasivos. Considera desactivar el bloqueador para disfrutar de todo el contenido.

error: Content is protected !!